Inicio Informes Monte Cristo: espacios públicos en el olvido

Monte Cristo: espacios públicos en el olvido

0
Compartir

La ciudad cuenta con alrededor de 10 plazas, la mayoría están sucias, dañadas y deterioradas por la falta de mantenimiento y actos de vandalismo. Otras, desoladas. La situación más crítica se da en la principal y más concurrida: la Plaza Sarmiento.

Desde hace tiempo las condiciones de nuestras plazas son un problema que nos tiene preocupados a todos, o por lo menos a quienes amamos esta ciudad, que queremos cuidarla y verla linda. Las postales se repiten en los distintos espacios verdes: juegos rotos y oxidados, poca iluminación, falta de higiene, pastizales altos, vidrios por doquier y bancos rotos, donde los hay, son características comunes. En estos terrenos, las refacciones y reparaciones se dan a cuenta gota.

Los grandes planes de obras trazados por el municipio, por el momento, se centran en la creación del “Parque Central Belgrano” (área del ferrocarril), más el “Parque Mitre”, anunciado con bombos y platillos, el año pasado. Según anunciaron, se piensa conformar “el espacio mas connotativo y de mayor valor simbólico y patrimonial de la ciudad como área recreativa, cultural y pulmón verde de Monte Cristo”. Perfecto, pero trabajemos sobre el deplorable estado de lo que ya tenemos.

 

 

Los inadaptados de siempre

La educación comienza por casa y ciertamente hay padres que siguen subiendo a sus hijos sobre lo que quedó de la espectacular obra de arte monumento a Sarmiento. Esto denota una clara falta de toma de conciencia de lo que significa el patrimonio cultural de un lugar. ¿Quien no vio alguna vez padres e hijos jugando allí cuando la finalidad de la obra no era esa?. Lamentablemente ya no podemos hablar de la obra como tal, porque ya paso a ser una pena, una ruina, una falta de respeto para la comunidad en general y quienes la crearon, diseñaron y proyectaron: Patricia Vieyra, Néstor Budano, Martín Almada y Romina Puigdemasa.

Los padres de los “vándalos” no se hacen cargo. Mucha gente sabe quienes son los que escriben con aerosol, una y otra vez, paredes, monumentos y todo espacio común que hay en la ciudad. ¿Rejas perimetrales?, ¿Cámaras?, ¿Multas?, ¿Cambiar las piedras de la plaza Sarmiento por mosaicos para que quienes llevan a sus niños a jugar puedan estar tranquilos? Por doquier escuchamos quejas u opiniones sobre que podría hacerse. ¿Cuál es la solución? No lo sabemos. Lo que si es evidente que algo hay que hacer. Podemos generar espacios para buscar una solución en conjunto, involucrar a los niños desde todas las instituciones de la ciudad, a los comercios o grandes empresas, crear jornadas de toma de conciencia, de cuidado hacia lo “propio”. De esta manera, entre todos, podremos hacer de nuestra localidad un espacio propicio para una mejor calidad de vida.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*