Inicio Policiales Denuncian procedimientos irregulares de la Policía Caminera

Denuncian procedimientos irregulares de la Policía Caminera

0
Compartir

Controles confusos de la Policía Caminera en distintas ciudades cordobesas.

policía caminera
Foto: Pablo Riquelme

El jueves 20 de este mes, a José Luis, un turista que llegaba a la ciudad de Córdoba desde Formosa, lo detuvo un control policial a la altura de Monte Cristo.

El oficial le pidió la documentación personal y de allí en más el caso derivó en horas perdidas en una comisaría, con una exposición policial, un fin de semana de descanso frustrado y una multa cuyo motivo y monto desconoce.

“Me dijeron que estaban haciendo una encuesta a turistas y después de hacerme algunas preguntas me pidieron que la firmara. Pero era un formulario de infracción en blanco. No lo quise firmar, pero ya tenían todos mis datos. Me fui. Como me quedé preocupado, fui a la comisaría de Monte Cristo y allí averiguaron que me habían hecho una multa por estar hablando por teléfono, cosa que no ocurrió”, se quejó el hombre ante este diario.

Un año después, intimación.

Mariano recibió días atrás la confirmación de que fue sobreseído por una causa originada en un control muy confuso de la Policía Caminera.

En abril del año pasado, en la ruta E53 que une las Sierras Chicas con la ciudad de Córdoba, un móvil policial lo detuvo porque uno de los foquitos de su auto estaba quemado.

Entregó sus documentos y, ante la mirada del personal policial, lo cambió. Siguió camino a su trabajo luego de que el operador de tránsito se lo indicara. Un año después, se dio con una intimación de pago por una deuda de casi cuatro mil pesos.

Aparentemente, el oficial labró un acta de infracción en ese momento, que él no vio ni firmó. “Nunca apareció el acta. Anularon la multa por falta de documentación original, pero tuve que hacer un montón de trámites, perder tiempo y plata”, se quejó el vecino de Salsipuedes.

Abuso cerca de Jesús María

Marcela, de 42 años, iba en su auto con su madre a un evento social en Jesús María, tiempo atrás.

Unos kilómetros antes, en un control policial, la detuvieron. “Llevaba el cinturón, tenía las luces prendidas, pero el policía me detuvo”, contó a este diario.

“Me pidió la documentación, y por precaución, siempre llevo la cartera en el baúl. Cuando me bajé, me di cuenta de que la había dejado en el auto de mi marido que había usado esa misma mañana. Sin embargo, cometí el error de abrir el baúl y buscar entre el montón de cosas que tenía ahí frente al policía”.

“Mi mamá se bajó del auto y le dijo que ella podía dar sus documentos. El policía le indicó que se volviera al auto y a mí, que abriera la puerta de atrás y buscara en el asiento. Era algo muy confuso. Quedé de espaldas al campo y él justo atrás. Cuando me incliné, me manoseó. Me quedé helada, no supe qué hacer. Era mediodía, a plena luz del día, mi mamá estaba ahí, y no reaccioné”, relató.

La mujer contó que, “no contento con eso, el hombre siguió. Me dijo que ‘me agachara bien’ y buscara debajo de los asientos y ahí largué un llanto, lo corrí, me subí al auto y me fui temblando”.

“En la comisaría me dijeron que debía hacer una denuncia. Pero luego, allegados a la Fuerza me advirtieron que el oficial iba a perder su cargo, con las consecuencias que eso podría generar. Me dio pánico y decidí dejar todo así”, sostuvo la mujer.

Fuente: La Voz del Interior.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*